You are currently browsing the monthly archive for agosto 2009.

Red Latinoamericana de Policías y Sociedad Civil | Leslie Siqueira

Partiendo de lo general a lo particular, precisa aclarar en principio  el concepto sobre sociedad civil, para luego identificar su rol en materia de seguridad ciudadana.

La sociedad civil, como concepto de la ciencia política, designa a la diversidad de personas con categoría de ciudadanos, quienes actúan generalmente de manera colectiva para tomar decisiones en el ámbito público de su sociedad, fuera de las estructuras gubernamentales.

La existencia de una sociedad civil diferenciada de la sociedad política es un prerrequisito para la democracia. Sin ella no hay Estado legítimo (Touraine, Alain. ¿Qué es la democracia? FCE, México, 1995. p. 65). Para habermas, la sociedad civil tendría dos componentes principales: por un lado, el conjunto de instituciones que definen y defienden los derechos individuales, políticos y sociales de los ciudadanos y que propician su libre asociación, la posibilidad de defenderse de la acción estratégica del poder y del mercado y la viabilidad de la intervención ciudadana en la operación misma del sistema; por otra parte estaría el conjunto de movimientos sociales que continuamente plantean nuevos principios y valores, nuevas demandas sociales, así como vigilar la aplicación efectiva de los derechos ya otorgados. Tendríamos así, que la sociedad civil contendría un elemento institucional definido básicamente por la estructura de derechos de los Estados de bienestar contemporáneos y un elemento activo, transformador, constituido por los nuevos movimientos sociales.

Leer más

English

¿La acción social y el voluntariado están ahora menos divorciados del sector privado? ¿Cuáles son las pautas que se están marcando en su lugar de trabajo? La siguiente es la opinión de una colaboradora de Hábitat acerca de cómo que el ámbito del involucramiento del sector privado en asuntos sociales se está cambiando.  

Corporate Social ResponsabilityRedacción por Mitssy Rovira
Coordinadora de Voluntariado Regional
Hábitat para la Humanidad ALC

En la economía global de hoy, el compromiso social corporativo se está volviendo la forma acostubrada de hacer negocios. Cuando la economía amenaza con afectar a clientes, consumidores y empleados  por igual, muchas compañías buscan activamente caminos para generar tanto valor social como económico; invertir dinámicamente en fortalecer las comunidades del mundo, y así, su economía.

El concepto de la responsabilidad social corporativa no es nada nuevo. Sin embargo, en los últimos años ha comenzado a alcanzar nuevos niveles. Hay, quizás, un nuevo tipo de desarrollo de responsabilidad corporativa; uno que empuja a muchos negocios hacia el corazón de las comunidades. Muchos líderes comerciales emergentes y establecidos están poniéndose a prueba para ser más conscientes de — y están dispuestos a participar en — la magnitud de cuestiones sociales que son afrontadas por nuestro mundo.

La responsabilidad social corporativa ayuda a fortalecer los negocios, tanto la  fidelidad de cliente como la del empleado. Hoy en día, muchos negocios tienden a integrar más estratégicamente las iniciativas sociales y corporativas. La conciencia social de estos líderes comerciales, y su deseo de hacer una contribución a la sociedad, ha comenzado a cambiar el ambiente de los negocios.  El viejo concepto de ver la responsabilidad social corporativa como una simple donación o como un acto de caridad que se realiza una vez, ha cambiado. Los líderes comerciales  están extendiendo la mano a grupos de bajos ingresos y a su vez, convirtiendo a beneficiarios en clientes potenciales, donantes o socios. Las compañías comienzan a ver la acción social como un modo de reforzar los sectores que con el tiempo los fortalecerán.

Los negocios interesados en la integración de iniciativas de acción social pueden no ser expertos en la acción social,  así que buscan organizaciones que sí lo son. Al formar sociedades estratégicas a largo plazo, con organizaciones sociales, como Hábitat para la Humanidad, ellos pueden crear un impacto concreto que se alinea con su estrategia de responsabilidad social corporativa. Es de esta manera que las organizaciones con la experiencia significativa en movilización de voluntariado, apoyo técnico y desarrollo comunitario, se destacan como socios ideales.

Dentro de este ambiente de crisis económica y cambio social, cada uno de nosotros—corporaciones, organizaciones sociales,  clientes,  líderes y  empleados—tenemos una oportunidad de catalizar un nuevo modelo comercial:  compañías que están conscientemente comprometidas a fortalecer el ambiente social y económico a su alrededor, al mismo tiempo que se aseguran de que estas iniciativas de acción social sean estratégicas y rentables.

¿Qué piensas tú?

  Share on Facebook

Español

Are social action and volunteerism becoming less divorced from the private sector? What trends do you see emerging in your place of work? The following is one Habitat employee’s take on how the scope of private sector involvement in social issues is changing.

Corporate Social ResponsabilityPost by Mitssy Rovira
Regional Volunteer Coordinator
Habitat for Humanity LAC

In today’s global economy, it seems that corporate social engagement is fast becoming business “as usual”.  As the economy threatens to affect clients, consumers and employees alike, many companies are actively seeking ways in which to generate both social and economic value; to dynamically invest in strengthening the world’s communities, and thus, its economy.

The concept of corporate social responsibility is nothing new. Nevertheless, in the last several years it has begun to reach new heights. There is, perhaps, a new brand of corporate responsibility evolving; one that is pushing many businesses further into the core of communities. Many emerging and established business leaders are proving themselves to be more conscious of—and willing to get involved in—the magnitude of social issues that are faced by our world.

Corporate social responsibility helps to strengthen business, as well as both employee and customer loyalty. Nowadays, many businesses tend to more strategically integrate social and corporate initiatives. The social awareness of these business leaders, and their wish to make a contribution to society, has begun to change the environment of business.

The old concept of viewing corporate social responsibility as a simple donation or one-time act of charity has changed. Business leaders are reaching out to low-income groups and, in turn, converting beneficiaries into potential clients, contributors or partners. Companies are beginning to view social action as a way to strengthen the sectors that will, in time, strengthen them.

Businesses interested in integrating social action initiatives may not be experts in social action—so they look to organizations that are. By forming long-term, strategic partnerships with social organizations, such as Habitat for Humanity, they are able to make a concrete impact that aligns with their corporate social responsibility strategy. It is in this way that organizations with significant experience in volunteer mobilization, technical support and community development, stand out as ideal partners.

Within this environment of economic crisis and social change, we each—corporations, social organizations, clients, leaders and employees—have an opportunity to catalyze a new business model: companies that are consciously committed to strengthening the social and economic environment around them, while at the same time ensuring that these social action initiatives are strategic and cost-effective.

What do you think?

  Share on Facebook

English

No voy a esperar a que otro cambie el problema
de la vivienda inadecuada en el mundo.
Yo tengo el poder de cambiarlo hoy.

Sin importar si soy un estudiante, un empresario,
una organización, un presidente, una hija, un vecino,
una comunidad, un invitado o una amiga,
nunca seré víctima de la apatía.

Exigiré una vivienda adecuada para todos.
Seré un miembro activo en mi comunidad
y la construiré con mis propias manos.

Daré un paso al frente y me uniré al movimiento.
Cuando no haya una oportunidad, la crearé.
Seré una inspiración y un promotor.

Demostraré, defenderé, educaré, construiré,
renovaré, mejoraré, lucharé, involucraré, transformaré,
y me aliaré para hacer urgente el tema de la vivienda adecuada en el mundo.

YO haré del mundo un hogar.

Brasil-PBFNo sé víctima de la apatía…
haz clic aquí para subscribirte a nuestra boletín. Te avisaremos cuando pudieres tomar acción por la causa!

También puede opinar, educar, unirte y ser co-creador en nuestros redes sociales.

…o visítanos en nuestro sitio Web.

 

  Share on Facebook

“Una vez que se haya empezado un cambio social, no puede ser detenido. No se puede deseducar a una persona que ha aprendido a leer. No se puede humillar a una persona que se siente orgullosa de sí misma. No se puede oprimir a aquella persona que ya no vive en miedo”. – Cesar Chávez

[albañil] (v.) Toda aquella persona que se compromete con la causa de la vivienda adecuada. Es la persona que construye comunidades, que empodera personas, que defiende la causa y que hace del mundo un hogar. Es la que toma un ladrillo–ya sea una acción voluntaria, un dólar donado, una palabra expresada, una mano dada–y lo coloca al lado del ladrillo de su vecino. Es la que sigue tomando en sus manos el ladrillo, hasta que es imposible detener el cambio.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 109 seguidores