You are currently browsing the monthly archive for septiembre 2009.

English

Hola otra vez desde El Mynia, Egipto!  El segundo día de construcción ha concluido. La brigada ha tenido distintos momentos y escenarios desde que iniciamos el trabajo constructivo. Hemos sido asignados a varios sitios y divididos en grupos pequeños ya que la comunidad cuenta con calles de tierra muy angostas dificultando el acceso de personas y materiales además de las herramientas necesarias.

Constantemente somos rotados de sitio donde brindar nuestra mano de obra voluntaria ya que en esta comunidad Hábitat para la Humanidad Egipto está sirviendo múltiples familias. La mayoría son familias que vivían en una situación de hacinamiento debido a que dentro de una misma vivienda compartían los abuelos, hijos con sus esposas/os y además los hijos de estos últimos. Además, según la costumbre los animales utilizados para labores diarias o de cría para alimentación también son mantenidos dentro de la vivienda ocasionando un ambiente poco saludable para todos los miembros de la familia pero especialmente para los niños.

En la comunidad hemos conocido a los representantes de la organización con la que HPH Egipto tiene una alianza llamada, “Un mañana brillante”. Sus representantes comunitarios son quienes organizan el proceso de selección de familias que usualmente aplican por un microcrédito para vivienda el cual es utilizado en reparación, renovación o ampliación, la cual en su mayoría consiste en construir un segundo piso para darle privacidad a los distintos núcleos familiares pero manteniéndose en la misma propiedad.

Hemos sido sorprendidos por la cantidad de personas de todas las edades que son atraídos por este grupo de extranjeros que vienen desde tan lejos a construir con familias en esta comunidad. Los más curiosos y persistentes son los más chicos, los cuales a pesar de las llamadas de atención de los adultos, se las ingenian para permanecer cerca y rodeándonos. Con sus caritas inocentes se nos acercan con las pocas palabras en ingles que conocen para comunicarse con nosotros, siempre preguntan nuestro nombre y nos dicen el suyo. Por supuesto que después de 10 o 15 nombres ya no recuerdo el primero. :)

Las fotografías son cosa de cada cinco minutos tanto de nosotros para la comunidad y sus actividades diarias tanto como de la construcción que nos reúne pero también de ellos hacia nosotros, lo cual nos indica que desean igualmente dejarse un recuerdo de nuestro paso por sus vidas.

Al cerrar el segundo día de construcción tomamos nuestras herramientas y nos dispusimos a partir pensando de una vez en los planes para el siguiente día. Sin embargo, una vocecita en mi mente me estaba diciendo, “estas moviendo tus manos diciendo hasta luego a toda esta gente tan acogedora y acabas de darte cuenta que ya nunca más los verás, pues mañana estaremos apoyando a otra comunidad lejos de esta”. Mis ojos se llenan de agua pero pienso que es mejor no provocar una escena triste dentro del grupo pues los demás no se han dado cuenta de lo que acaba de pasar. Mañana estaremos en otra comunidad con tanta o más necesidad que esta que dejamos hoy y las personas voluntarias movilizadas por Hábitat para la Humanidad llegaran aun a más hogares y tocaran más vidas.

Nos veremos pronto… más fotos siguen, espero que las disfruten!

 

Limes

 

Family

 

Más arena!

 

Para leer más sobre el viaje de Mitssy a Egipto, visita la categoría Voces.

Español

Hello from Mynia Egypt again!  The second construction day is over. Our team has shared different moments and places since we started our construction.  We have been assigned to many work sites, and have divided into small groups because the streets in the community are very narrow, making them hard to access for people, materials and tools.

We were constantly being rotated from one work site to another throughout the day.  We are very happy to provide volunteer labor in many places, given the fact that Habitat for Humanity Egypt is serving multiple families in this community.

Most of the families have been living in crowded conditions. Several families might live in one house.  In Egyptian culture, the animals they use for work or grow to eat also live within the same household, creating poor sanitary conditions–especially for the children.

We met some members of a local organization that has partnered with Habitat Egypt for around two years, called  “Shining Tomorrow.”  Their local members in charge of family selection. Families usually apply for a housing micro-credit to use for home improvements or renovation, or to build a second floor in the house where they already live in order to create privacy for each one of the families within the same property.

We have been pleasantly surprised with the number of people from all ages that gather around this group of foreigners who has come from the other side of the world to build with families in the community. Children are the most persistent and curious of them all… even when they are asked to stay away from the work site, they keep coming to see some more.  They come to us with whatever English words they know, trying to communicate. They always ask, “what’s your name,” and then tell us theirs immediately after.  Obviously, after 10 or 15 names I can’t remember the first one. :)

Pictures of the communities and its daily activities are taken every five minutes by us–but they are taking pictures of us too, which tells me they too want to keep the memories of our time in their lives.

Upon closure of our second day of construction, we take our tools and started to leave, already planning for the next day. Nevertheless, a whisper in my mind was telling me, “you’re waving good bye to all these friendly people and you just realized you’ll never see them again, because we will be building in another community far away from this one tomorrow.”  My eyes start watering, but then I think I better get myself together because I don’t want to cause a commotion in the group. Tomorrow we will be in another community in as much or more need than the one we leave today, and Habitat’s volunteers will come to more homes and touch more lives.

See you again soon, friends.  Pics follow…hope you enjoy!

 

Lemons

 

Family

 

More sand!

Read previous posts from Mitssy’s trip to Egypt in the category Voices.

English

Hola! Mi nombre es Mitssy Rovira y vivo en un pequeñísimo país llamado Costa Rica, localizado en Centro América.  Soy madre de dos bellos niños, un varón que tiene 10 años y una niña de 7 años y medio.  Trabajo como Coordinadora de Voluntariado Regional en la Oficina de América Latina y el Caribe de Hábitat para la Humanidad Internacional. De esta forma ha sido como he llegado a conocer de los millones de personas que carecen de un lugar adecuado donde recostar su cabeza para dormir tranquilamente cada noche. Así que tome una decisión personal de involucrarme aun más y liderar al menos un grupo de personas voluntarias a un país distinto cada año.

Estoy realmente emocionada por la oportunidad de compartir esta experiencia transformadora con otras personas y llevar esperanza junto con una mano amiga a las familias en Egipto que necesitan una vivienda adecuada y que sepan cómo pueden mantenerse involucrados con la misión de Hábitat para la Humanidad convirtiéndose en defensores de la causa en todo el mundo.

Egipto se encuentra en el noreste de África, limitando con el Mar Mediterráneo al norte, Israel y el mar Rojo al este, Sudan al sur y Libia al oeste.  Es una tierra de extremos, un país de contrastes entre pobres y ricos, personas con educación formal y analfabetas, hombres y mujeres, desierto árido y valles fértiles.

Además del programa convencional de casas nuevas, Hábitat Egipto ofrece crédito sin fines de lucro para reemplazar techos inadecuados por otros de madera.  Este cambio puede crear un hogar seguro, proteger a las familias de los elementos naturales y también permitirles la oportunidad de construir un segundo piso en el futuro.

La mayoría de los grupos de Aldea Global trabajan en zonas rurales de Egipto con familias de bajos recursos para ayudarlos a construir o mejorar su casa. Normalmente los miembros del grupo ayudan a preparar arena, mezclar cemento, pegar bloques, pintar, repellar o poner techos.  Las soluciones habitacionales en Egipto se construyen utilizando materiales disponibles en la localidad que cumplen ciertos requisitos específicos. Las casas tienen pisos de cemento o cerámica, paredes de piedra caliza o repelladas y techos de Madera muy seguros.

Llegando…
El 25 de setiembre salgo para tomar el vuelo que sale a las 8am desde Costa Rica haciendo escalas en Atlanta, Nueva York y por último El Cairo, lo cual me toma día y medio.  El 26 de setiembre a las 5pm estoy registrándome en el Hotel Barón dando así comienzo a esta aventura.

A las 11 de la mañana del 27 de setiembre, 11 voluntarios convocados por Habitat para la Humanidad se reunieron en un hotel de la ciudad capitalina de El Cairo para tomar un autobús hacia el poblado de Mynia. El paisaje es indescriptible con palabras pero la ciudad está llena de edificios que asemejan el color de la arena del desierto que la rodea. 

Una vez que salimos de la ciudad tomamos una carretera larga y plana mientras en el autobús nuestra coordinadora del programa de Hábitat Egipto nos da una resena de Habitat en general para luego explicarnos cual es la manera en que nosotros como personas voluntarias apoyamos la misión.  Las preguntas de los voluntarios con experiencia previa se dirigen hacia el concepto de ayuda mutua, a lo que se explica que no necesariamente funciona de la misma manera en todos los países y que posiblemente tendremos personas de la comunidad ayudando aunque no se hagan los registros acostumbrados en los Estados Unidos.

La mayoría estamos todavía afectados por el cambio de horario, ya que hemos viajados como minimo 10 horas cada uno para llegar hasta Cairo entonces varios descansamos nuestros ojos para descansar antes de los arduos días de construcción que nos esperan.  Según nos han anunciado estaremos apoyando dos comunidades distintas y nos separaremos en tres grupos.  Esto me gusta particularmente porque tendremos la oportunidad de ver formas variadas de construcción en los acabados porque básicamente se utilizan los mismos materiales – piedra caliza.

Mientras nos adentramos hacia Minya estamos siendo escoltados por un guardia de seguridad enviado desde Cairo en nuestro autobús.  Además tenemos una patrulla con cuatro oficiales siguiéndonos de cerca desde que ingresamos a Beni Suef.

A nuestra llegada al Hotel Cleopatra en Minia nos registramos, llevamos nuestro equipaje a las habitaciones y llegamos al restaurante en el octavo piso para tomar nuestra cena y primera reunión como equipo.  Desde las ventanas el majestuoso rio Nilo enmarca nuestra conversación lejos de familiares, amigos y colegas, nos preparamos para nuestro primer día de trabajo mañana temprano.

Logré de enviar unas fotos a las colegas en Costa Rica…espero que las disfruten!

Sifting sandPreperamos la arena para el concreto.

FamilyUna de las familias con quienes estamos trabajando.

Working hardMás… y más arena.

FamilyLa otra familia con quienes estamos construyendo.

Caio y gracias por leer…nos veremos en un par de días!

Español

My name is Mitssy Rovira, and I live in the very small country of Costa Rica, located in Central America. I’m a single mom of two beautiful children, a boy who is 10 and a girl who is 7.  I serve as the Regional Volunteer Coordinator for Habitat for Humanity Latin America and Caribbean area office. This is how I learned about the millions of people who don’t have an adequate place to lay their head to sleep peacefully every night. I made it my personal goal to get involved…and to lead at least one volunteer missions trip to a different country every year.

I am excited about the opportunity to share this life-changing experience with other people, to provide hope and a hand up to Egyptian families in need of decent housing and to learn more about how to stay involved in the Habitat mission and continue advocating for adequate housing around the world.

Egypt is in northeastern Africa, bordered by the Mediterranean Sea to the north, Israel and the Red Sea to the east, Sudan to the south and Libya to the west. It is a land of extremes-a country with stark contrasts between rich and poor, educated and illiterate, men and women, arid desert and fertile valleys.

Besides the traditional program for new homes, Habitat Egypt offers non-profit credit to replace inadequate roofs for others made of wood. This change can create a safe home, protect families from natural elements and also permits the opportunity to construct a second floor in the future.

Most Global Village groups worked in rural areas of Egypt with low-income families to help build or improve their home. Normally members of the group help to prepare sand, mix cement, lay blocks, paint, or put up roofs. Houses in Egypt are constructed using locally-available materials that meet specific requirements. The houses have cement or ceramic floors, limestone or plaster walls and wood ceilings that are very safe.

Getting there…
On September 25th, I left for an 8am flight from Costa Rica with stops in Atlanta, New York and finally Cairo. This took me a day and a half. On the 26th of September at 5pm I checked into the Baron Hotel, starting this adventure.

At 11am on September 27th, 11 Habitat volunteers met in a hotel in the capital city of Cairo to take a bus to the town of Mynia. The scenery is indescribable and the city is full of buildings that resemble the color of the surrounding desert.

Once we left the city, we took the bus down a long, flat road, while our program coordinator gave us an overview of Habitat’s work in the country and explained how we, as volunteers, helped the mission. Some of the questions from the volunteers who had previous Habitat experience were directed toward Habitat’s concept of “sweat equity,” which doesn’t necessarily work the same way in all countries. Here in Egypt, people from the community will be helping onsite although they aren’t registering their volunteer hours as is done in the United States.

Most of us are still affected by the time and schedule change, as we have each traveled at least 10 hours to get to Cairo. Several of us rested our eyes before the arduous days of construction that lie ahead. Habitat Egypt tells us that we will be supporting two distant communities, and we separated into three groups. I particularly like this because we have the opportunity to see various forms of construction that basically uses the same materials – limestone.

As we move towards Minya, we are being escorted by a security guard sent from Cairo, who rides on our bus with us. Additionally, we have a squad car with four officials following us closely as we enter Beni Suef.

When we get to the Cleopatra Hotel in Mynia, we check in, take our luggage to the rooms and go to the restaurant on the eighth floor to have dinner and our first team meeting. From the windows, the majestic Nile River frames our conversation far from families, friends and colleagues. We prepare for our first day of work the next morning.

I managed to send a few photos to my colleagues back in Costa Rica…hope you enjoy!

Shoveling sandSifting sand to prepare the cement.

FamilyOne of the two families who we will be working with this week.

Working hardCheck out that pile of sand!

FamilyThe second family we will be working with this week.

See you again soon!

Special thanks to volunteer Kelsey Halena for translation of this post.

English

MitssyAnticipándonos al Día Mundial de Hábitat, Mitssy Rovira y 10 personas voluntarias más de Hábitat estarán transmitiendo noticias desde Egipto, relatando la historia de un equipo dispuesto a trabajar hacia la meta de un techo adecuado para todos.

El 25 de septiembre del 2009, nuestra colega Mitssy Rovira—Coordinadora de Voluntariado Regional de Hábitat para la Humanidad América Latina y el Caribe—viajará a El  Minya, Egipto, junto con 10 personas voluntarias más de diversos ámbitos sociales, países y clases socioeconómicas. Durante el viaje, Mitssy y su equipo estarán compartiendo sus pensamientos, historias y percepciones sobre la vivienda, solidaridad y trabajo de equipo hacia una causa común.

Los voluntarios de Hábitat para la Humanidad son personas apasionadas por la causa de las viviendas social y están en total disposición para recolectar fondos, apoyar y participar de todas las maneras que puedan para crear consciencia. El programa Aldea Global conecta los programas de Hábitat, familias socias y personas voluntarias alrededor del mundo, movilizando equipos desde y para Latinoamérica, Asia, África, Europa, Gran Bretaña, Canadá y los Estados Unidos para compartir sus experiencias y unificar el entusiasmo al cambio.

Ya sea contribuyendo con medios propios o a través de la recolección de fondos, los participantes cubren sus viáticos para lograr financiar y construir casas sencillas, adecuadas y asequibles junto con familias de otro país.

Cada voluntario trae consigo sus propias experiencias, su personalidad y, algunas veces, un reto único. Durante el viaje, los miembros del equipo pueden afrontar situaciones que jamás habían experimentado. Están en un ambiente extraño, lejos de su familia y amigos. La flexibilidad y la pasión por la causa son de gran ayuda para que los voluntarios superen estas situaciones.

Es posible que no exista un día normal en un viaje de la Aldea Global, pero es seguro que siempre incluirá trabajo duro, risas y conversaciones que cambiarán tu vida. El trabajo en equipo, mano a mano con las familias, mientras se construyen los hogares, generalmente incluye ayuda de miembros de la comunidad.

Las familias socias de Hábitat son formadas por personas que luchan por convertirse en dueños de sus hogares pero les ha sido imposible lograrlo a través de los medios convencionales. Las familias son escogidas de acuerdo a su necesidad, voluntad de asociarse a Hábitat y la capacidad que tengan para hacer el pago del préstamo sin cargos por fines lucrativos.

Para más información sobre el programa Aldea Global, por favor visita nuestra página Web.

Tienes una propia historia de voluntariado? Cuéntanos!

Español

MitssyIn anticipation of World Habitat Day, Habitat staffer Mitssy Rovira and 10 others will be blogging from Egypt, telling the story of one team working for one week towards the goal of adequate shelter for all.

On September 25, 2009, our colleague Mitssy Rovira—Regional Volunteer Coordinator for Habitat for Humanity Latin America and the Caribbean—will travel to El Mynia, Egypt, along with 10 other volunteers from diverse walks of life. During the trip, Mitssy and her team will be sharing their thoughts, stories and insights about housing, solidarity and working together towards a common cause.

Habitat for Humanity volunteers are individuals who are passionate about the cause of poverty housing, and are willing to fundraise, advocate and participate in whatever way they can in order to promote it. The Global Village program connects Habitat programs, partner families and volunteers around the world, mobilizing teams to and from Latin America, Asia, Africa, Europe, Great Britain, Canada and the United States to share their diverse experiences and a unified zeal for change.

Either contributing their own funds, or through fundraising, participants cover their travel expenses in order to help fund and build simple, adequate, affordable houses in partnership with families in another country.

Each volunteer brings to the group unique experiences, a unique personality and, sometimes, a unique challenge. During the trip, team members may face situations they have never encountered. They are in strange surroundings, away from family and friends. Flexibility and passion for the cause come a long way in helping volunteers to overcome these situations.

A typical day on a Global Village trip might not exist, but will always include hard work, laughs and life-changing conversations. The teams work side by side partner families while they build their homes, often involving other members of the local community.

Habitat partner families are people who strive to be homeowners, but have been unable to attain that goal through conventional means. Families are chosen for Habitat’s diverse housing solutions according to their need and willingness to partner.

For more information about Habitat for Humanity and the Global Village program, please visit our website.

Have a volunteer story to share? Tell us here!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 110 seguidores