English

Para el año 2030, otros 3 millones de personas, alrededor del 40 por ciento de la población mundial, necesitarán acceso a la vivienda. Esto se traduce en una demanda de 96.150 nuevas unidades asequibles cada día y 4.000 cada hora.

Uno de cada tres habitantes de la ciudad – cerca de mil millones de personas – vive en un barrio marginal. Los indicadores de un asentamiento precario incluyen: la falta de agua, la falta de saneamiento, el hacinamiento, las estructuras no duraderas y la tenencia insegura.

Debido a las condiciones de pobreza, las mujeres que viven en barrios marginales tienen más probabilidades de contraer el VIH / SIDA que sus contrapartes rurales y los niños en barrios marginales, tienen más probabilidades de morir a causa de enfermedades transmitidas por el agua y enfermedades respiratorias.

La formación de la vivienda genera gastos no relacionados con la vivienda que ayudan a la economía.

Invertir en vivienda amplía la base tributaria local. Cada año se requieren 35,1 millones de nuevas viviendas para albergar el crecimiento de la población urbana, del presente al 2030. Esto no incluye la sustitución de las poblaciones de viviendas deterioradas y deficientes.

En el 2007, la población urbana del mundo superó por primera vez a las zonas rurales.

Casi 180.000 personas se suman cada día a la población urbana.

El 95 por ciento del crecimiento de la población mundial en las próximas décadas se producirá en las zonas urbanas de los países en desarrollo.

La gente que sufren de pobreza están urbanizando más rápido que la población en su totalidad, reflejando un ritmo de reducción de la pobreza urbana inferior al promedio.

Las viviendas inadecuadas, el agua insalubre y la falta de saneamiento en ciudades densamente pobladas son las responsables de 10 millones de muertes al año en todo el mundo.

Latinoamérica es la región más urbanizada del mundo, con un 75 por ciento de sus habitantes viviendo en ciudades. De acuerdo con las Naciones Unidas el 27 por ciento de estos residentes urbanos, más de 117 millones de personas, viven en condiciones inadecuadas, sin servicios básicos necesarios y en condiciones de vulnerabilidad.

La sensibilización y la defensa de la causa son los primeros pasos hacia la transformación de los sistemas que perpetúan la plaga mundial de la vivienda inadecuada. El Día Mundial del Hábitat sirve como un importante recordatorio de que todo el mundo debe unirse para garantizar que todos tengan un lugar seguro y decente llamado hogar. Este octubre, por favor levanta la voz y promueve la causa de una vivienda adecuada para todos.

KeniaNairobi, Kenia
Con un estimado población With an estimated population of more than one million people, Kibera is the largest slum in all of Africa.
© Habitat for Humanity/Steffan Hacker

VietnamMy Tho, Vietnam
Viviendas hacinadas en la orilla del Río Mekong.
© Hábitat para la Humanidad /Ezra Millstein

ArmeniaArmavir, Armenia
Ellada Manasyan y sus tres hijos viven en este edificio desmoronado y abandonado de la era soviético.
© Hábitat para la Humanidad /Ezra Millstein

El SalvadorSan Salvador, El Salvador
Un niño juege frente a la casa de su familia en el asentamiento informal Las Victorias, en la orilla de San Salvador.
© Hábitat para la Humanidad /Ezra Millstein

BrasilGoiania, Brasil
Favela dos Trilhos.
© Hábitat para la Humanidad /Ezra Millstein

Fuente de las estadisticas: ONU-Habitat, Kissick et al 2006

¿Tienes un blog?  Por qué no escribes sobre el Día Mundial del Hábitat y el derecho a una vivienda adecuada para todos?

About these ads