You are currently browsing the monthly archive for febrero 2010.

Read this post in English

Compilado por Shelly Whittet

Para muchos colaboradores de Hábitat para la Humanidad, el trabajo de apoyo para Haití consiste en mecanografiar frenéticamente en sus computadoras o llevar a cabo interminables conferencias telefónicas para lograr más ayuda. Otros, oran en silencio mientras su día a día continua.

Algunos miembros de la familia Hábitat ha trabajado sin cansancio en Haití durante los traicioneros días que le siguieron al terremoto de 7.0 grados.

Con un denso polvo flotando en el aire y el suelo aun retumbando con las réplicas, viajar a Haití fue un acto de verdadera valentía y compromiso. La acción rápida del compasivo e instruido equipo, siempre dispuesto a seguir su llamado, ha empezado a pavimentar el largo camino hacia la recuperación.

 

Historias de Haití

“Estaba caminando por una improvisada comunidad hecha de telas, cuando una señora me preguntó si me gustaría un vaso de agua. Vi muchas cosas soprendentes, pero lo que más me soprendió fue lo agraciado que es la gente haitiana. Esa no es una historia que estoy viendo cubierta por los medios”.

 Steve Little, Hábitat para la Humanidad América Latina/Caribe

“Estoy sorprendido de la valentía de los haitianos…

“Por ejemplo, el director nacional, Claude Jeudy, presenció cómo su oficina se derrumbaba, literalmente. El se encontraba dentro del edificio cuando sucedió el terremoto. Su vida se vino abajo. Muchos de sus amigos están todavía desaparecidos, sin embargo el continua trabajando duro, ajustándose continuamente, afrontando la atrocidad diaria. La gente de Hábitat, y más aún, la gente de Haití, están trabajando para reconstruir sus vidas.

“En los campos, vimos más sonrisas que lagrimas o por lo menos, mucha aceptación. Debajo de cada edificio hay alguien que conocieron, alguien a quien amaron. Los recuerdos están en todos lados; hasta en el aire. Aún así, la gente continua. Todavía hay gente comprando, vendiendo, bromeando, amando, sobreviviendo.

La habilidad del espíritu humano es avasalladora, hermosa y aterradora“.

—Chris Mattle, director de imagen y video para HPHI, viernes 22 de enero.

“En general,  la gente que nos hemos encontrado parece estar tomando su precaria situación y la de su ciudad lo mejor que pueden. Esto, para mí, es más notable que las tensiones que se han estado reportando constantemente en las noticias”.

—Steffan Hacker, fotógrafo de HPHI, viernes 22 de enero.

“Las historias diarias se presentan a través de los sobrevivientes. Nuestro propio equipo de Hábitat en Haití ha sufrido el impacto, muchos de ellos perdieron a miembros de su familia, otros perdieron sus hogares y muchos se encuentran durmiendo en la calle sin el beneficio básico de una carpa.

“A pesar de su tragedia personal, ellos vienen cada día a la oficina con un renovado sentido de urgencia, propósito y esperanza. Lo veo en sus caras, en las mañanas cuando se juntan en la cocina para su primera taza de café. La energía del día empieza y el espíritu de camarería se respira en el aire de la nueva oficina de Hábitat en Petionville. Lo veo en sus sonrisas mientras les dan la bienvenida a los nuevos voluntarios de Hábitat que vienen de todo el mundo para ayudar a Haití a recuperarse y reconstruirse.

“Espíritus alzándose de los escombros”.

—Dominique  Rattner, vocera de HPHI en Haití, martes 26 de enero.

“Todavía hay mucho sufrimiento, gente desesperada por los recursos básicos.

“La distribución de comida y agua está mejorando, pero en toda la ciudad y áreas circundantes dañadas severamente por el terremoto, hay mucha gente aún en espera. Se necesitan con urgencia suplementos médicos. Hablé ayer con dos personas que visitaron tres hospitales diferentes y todos están trabajando con muy pocos recursos.

Sólo espero que la situación mejore rápidamente. Cada minuto cuenta“.

—Dominique Rattner, martes 26 de enero.

“Entre los cantos de oraciones Haitianos, sobre todo cuando oscurecía y las estrellas en aquel cielo tan oscuro, mis oraciones y rosarios iban y venían sin parar; fue un encuentro mas pero  intenso con Dios y podía sentir que cada estrella era una oración que hacían por nosotros, era un descanso espiritual que a pesar de sentir abandono podía al mismo tiempo sentir en el fondo en lo más espiritual de mi ser esas gotas que refrescaban mi alma; solo podían ser….sus oraciones. ¡Que Dios les Bendiga!

Quiero pedir Paz para la gente de Haití, que se lo merece. No se imaginan lo lindos y educados, sus miradas y gestos amables quedaron grabados en nuestro corazón”.

—Susan Herrera, la nueva Directora de Finanzas de HPH ALC para Haití, en una nota escrita el 16 de enero. Herrera, su esposo y sus dos hijos habían salido Costa Rica para vivir en Haití ocho días antes del terremoto.  

Por favor comparta esta dirección y mantenga a Haití en sus pensamientos y oraciones.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 115 seguidores