You are currently browsing the category archive for the ‘Noticias’ category.

Cooperemos por el agua limpia, segura, y su uso racional

Juan Carlos Sapién, Gerente de Proyectos de Soluciones Habitacionales

Maria Luisa Zanelli, Gerente de Incidencia y Alianzas

Departamento de Vivienda y Asentamientos Humanos

Habitat para la Humanidad América Latina y Caribe

 

El 71% de la superficie del planeta es agua, el 2.5% es agua dulce, y sólo el 1% de ésta, es apta para el consumo humano[1]; si esta pequeña cuota que nos brinda el planeta sigue siendo utilizada de manera irracional y descontrolada particularmente en zonas urbanas, el agua podría no lograr una tasa suficiente de renovación frente a la demanda; o podría estar tan contaminada que sería prácticamente inútil. Mientras tanto, el agua de lluvia se desaprovecha casi totalmente en las ciudades, se transforma en aguas grises generadoras de problemas ambientales. Lograr agua limpia, segura, y su uso racional es sin duda uno de los problemas más serios que debemos enfrentar en las próximas décadas[2].

 

En el 2002[3], el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales  estableció que “El derecho humano al agua es indispensable para una vida humana digna”, y lo define como “el derecho de cada uno a disponer de agua suficiente, saludable, aceptable, físicamente accesible y asequible para su uso personal y doméstico”. En el 2010, la Asamblea General de las Naciones Unidas[4] reconoció explícitamente el derecho humano al agua y al saneamiento, reafirmando que un agua potable limpia y el saneamiento son esenciales para la realización de todos los derechos humanos. Reducir la proporción de personas sin acceso sostenible al agua potables  es la meta 7 de los Objetivos del Milenio al 2015. Este marco ha permitido avances en la descentralización, regulación y control de servicios en la región[5].

 

En América Latina, el 21% de las viviendas urbanas latinoamericanas no tienen la infraestructura básica necesaria y un 9%  carece de agua potable[6].  Se estima que el 40% del agua tratada se pierde por un mal funcionamiento de la infraestructura, fugas[7] y usos inadecuados, mientras que las políticas tarifarias no siempre cubren los costes de operación y raramente benefician a los más pobres[8]. Guatemala, Haití, Nicaragua y Bolivia son los países con niveles más críticos de acceso a agua concentrándose de manera significativa en los barrios marginales[9] de las  ciudades.

 

Hábitat para la Humanidad – Región América Latina y Caribe HPH ALC identifica las cadenas de valor de agua y saneamiento en ámbitos locales, se involucra en educación para la vivienda saludable, tecnologías adecuadas, empoderamiento de las mujeres y grupos vulnerables para influir en mejorar la gestión del agua. Ejemplo de cómo HPH ALC está exitosamente involucrándose desde un enfoque comunitario:

 

El proyecto Varjada en Brasil, el acceso al agua fue facilitado a través de tecnologías adecuadas como la captación de agua de lluvia. Involucrando a los líderes comunitarios se identificó que el agua potable fue la mayor necesidad comunitaria. El agua no solo fue significativa para mejorar la calidad de vida, sino también para las mujeres que invertían varias horas cada día recolectando agua desde largas distancias. Una vez que se resolvió el problema del agua, las mujeres empezaron a invertir más tiempo en actividades, como la producción y venta de artesanías, incrementando sus ingresos, mejorando la calidad de sus viviendas,  invirtiendo más en la educación de sus hijos y experimentando un mayor nivel de autoestima. Además, se organizaron en una asociación, por el desarrollo de la comunidad[10].

 

En la comunidad “La Gallina”, Nicaragua  se conforman el comité de agua y saneamiento, y el comité de prevención de desastres; se forman facilitadores comunitarios para el cambio de comportamiento en agua y saneamiento, y en educación financiera; las familias son capacitadas en autoconstrucción, producción de materiales, uso y mantenimiento de la tecnología de inodoro ecológico; se informa sobre ley de Vivienda, y pasos para legalizar la propiedad; la comunidad elabora su plan de riesgos y amenazas; a través de un trabajo en alianza (gobierno nacional y local, ONG, la comunidad, el sector privado, voluntarios, agencias internacionales, y las familias) se optimizan los recursos para invertir en agua y saneamiento; con todo ello se busca expandir el alcance de la intervención en agua, saneamiento e higiene a una transformación más integral de la comunidad[11].

El agua es un factor clave en el desarrollo socio económico, la erradicación de la pobreza, la equidad social, la igualdad de género y la sostenibilidad ambiental.

Los crecientes niveles de urbanización en la región, los efectos del cambio climático, y el impacto que la ausencia del agua limpia tiene en la salud[12] llama a la acción que enfrente de manera urgente  los desafíos que implican mejorar el acceso de individuos y comunidades al agua potable y condiciones de vida higiénicas. A partir de ello, las recomendaciones:

v  Mayor cooperación y participación entre gobiernos, agencias internacionales, organizaciones no-gubernamentales, sector privado, y comunidades; pues el acceso a recursos financieros, capacitación, tecnología, políticas adecuadas son aún barreras que requieren intervención para garantizar el acceso a agua limpia;

v  Incrementar la voluntad política de los gobiernos, la gestión del agua requiere cooperación efectiva entre niveles de gobierno, garantizar el agua como un derecho humano; y el equilibrio entre las  diferentes necesidades y prioridades en la sociedad;

v  Garantizar que el derecho al agua no se limite a ofrecer infraestructuras. Existen desafíos importantes en términos de eficiencia, disponibilidad, calidad, asequibilidad y continuidad. Superarlos requiere la revisión y el perfeccionamiento de los modelos de gobernanza, gestión y financiación;

v  Desarrollar un enfoque territorial, integral , multidisciplinario considerando factores culturales, educativos y científicos en su diferentes dimensiones legales, institucionales y económico, sociales y políticos;

v  Asumir abordajes metodológicos que priorizan el protagonismo comunitario; promueven procesos educativos y de sensibilización en la prácticas concreta (formación en la acción); mejoramiento de las condiciones físicas; reducir las prácticas individuales (o incluso comunitarias) de desperdicio de agua potable; fortalecimiento de capacidad de gestión del servicio; y generación de conocimientos y propuestas para la transformación de las políticas y sistemas que inciden en la problemática.


[2] Para mayor información visitar http://www.revistaciencias.unam.mx

[3] Observación General Nº 15 sobre el Derecho al Agua http://www.un.org/spanish/waterforlifedecade/human_right_to_water.shtml;

[4] Resolución 64/292,

[5] Estado de las Ciudades en América Latina y Caribe, ONU Habitat 2012 p.79

[6] Un espacio para el desarrollo: Los mercados de vivienda en América Latina y el Caribe, BID; p.2

[7] Debido a las fugas en las redes de distribución urbana se pierde hasta un 50%  del líquido, que equivales a 250 a 500 millones de m3 de pérdida de agua potable al año en las megas ciudades; lo que equivaldría a abastecer alrededor de 10 a 20 millones de personas más en cada gran ciudad. http://www.unesco.org/water/news/newsletter/247_es.shtml y en http://www.un.org/spanish/waterforlifedecade/swm_cities_zaragoza_2010/pdf/facts_and_figures_long_final_spa.pdf

[8] ONU HABITAT 2012, p. 80

[10] Para  mayor información sobre esta experiencia, escriba a: dmoraes@habitatbrasil.org.br; o visite: www.habitatbrasil.org.br

[11] Para  mayor información sobre estas experiencias, escriba a: fmatus@habitatnicaragua.org.ni; o  viste:www.habitatnicaragua.org

[12] UNICEF calcula a nivel mundial que más de 400 millones de niños sufren por una falta de acceso seguro a este recurso. La organización mundial cree que la falta de agua potable contribuye anualmente a la muerte de 1.5 millones de niños menores de 5 años, debido a la diarrea.

Read this post in English

Compilado por Shelly Whittet

Para muchos colaboradores de Hábitat para la Humanidad, el trabajo de apoyo para Haití consiste en mecanografiar frenéticamente en sus computadoras o llevar a cabo interminables conferencias telefónicas para lograr más ayuda. Otros, oran en silencio mientras su día a día continua.

Algunos miembros de la familia Hábitat ha trabajado sin cansancio en Haití durante los traicioneros días que le siguieron al terremoto de 7.0 grados.

Con un denso polvo flotando en el aire y el suelo aun retumbando con las réplicas, viajar a Haití fue un acto de verdadera valentía y compromiso. La acción rápida del compasivo e instruido equipo, siempre dispuesto a seguir su llamado, ha empezado a pavimentar el largo camino hacia la recuperación.

 

Historias de Haití

“Estaba caminando por una improvisada comunidad hecha de telas, cuando una señora me preguntó si me gustaría un vaso de agua. Vi muchas cosas soprendentes, pero lo que más me soprendió fue lo agraciado que es la gente haitiana. Esa no es una historia que estoy viendo cubierta por los medios”.

 Steve Little, Hábitat para la Humanidad América Latina/Caribe

“Estoy sorprendido de la valentía de los haitianos…

“Por ejemplo, el director nacional, Claude Jeudy, presenció cómo su oficina se derrumbaba, literalmente. El se encontraba dentro del edificio cuando sucedió el terremoto. Su vida se vino abajo. Muchos de sus amigos están todavía desaparecidos, sin embargo el continua trabajando duro, ajustándose continuamente, afrontando la atrocidad diaria. La gente de Hábitat, y más aún, la gente de Haití, están trabajando para reconstruir sus vidas.

“En los campos, vimos más sonrisas que lagrimas o por lo menos, mucha aceptación. Debajo de cada edificio hay alguien que conocieron, alguien a quien amaron. Los recuerdos están en todos lados; hasta en el aire. Aún así, la gente continua. Todavía hay gente comprando, vendiendo, bromeando, amando, sobreviviendo.

La habilidad del espíritu humano es avasalladora, hermosa y aterradora“.

—Chris Mattle, director de imagen y video para HPHI, viernes 22 de enero.

“En general,  la gente que nos hemos encontrado parece estar tomando su precaria situación y la de su ciudad lo mejor que pueden. Esto, para mí, es más notable que las tensiones que se han estado reportando constantemente en las noticias”.

—Steffan Hacker, fotógrafo de HPHI, viernes 22 de enero.

“Las historias diarias se presentan a través de los sobrevivientes. Nuestro propio equipo de Hábitat en Haití ha sufrido el impacto, muchos de ellos perdieron a miembros de su familia, otros perdieron sus hogares y muchos se encuentran durmiendo en la calle sin el beneficio básico de una carpa.

“A pesar de su tragedia personal, ellos vienen cada día a la oficina con un renovado sentido de urgencia, propósito y esperanza. Lo veo en sus caras, en las mañanas cuando se juntan en la cocina para su primera taza de café. La energía del día empieza y el espíritu de camarería se respira en el aire de la nueva oficina de Hábitat en Petionville. Lo veo en sus sonrisas mientras les dan la bienvenida a los nuevos voluntarios de Hábitat que vienen de todo el mundo para ayudar a Haití a recuperarse y reconstruirse.

“Espíritus alzándose de los escombros”.

—Dominique  Rattner, vocera de HPHI en Haití, martes 26 de enero.

“Todavía hay mucho sufrimiento, gente desesperada por los recursos básicos.

“La distribución de comida y agua está mejorando, pero en toda la ciudad y áreas circundantes dañadas severamente por el terremoto, hay mucha gente aún en espera. Se necesitan con urgencia suplementos médicos. Hablé ayer con dos personas que visitaron tres hospitales diferentes y todos están trabajando con muy pocos recursos.

Sólo espero que la situación mejore rápidamente. Cada minuto cuenta“.

—Dominique Rattner, martes 26 de enero.

“Entre los cantos de oraciones Haitianos, sobre todo cuando oscurecía y las estrellas en aquel cielo tan oscuro, mis oraciones y rosarios iban y venían sin parar; fue un encuentro mas pero  intenso con Dios y podía sentir que cada estrella era una oración que hacían por nosotros, era un descanso espiritual que a pesar de sentir abandono podía al mismo tiempo sentir en el fondo en lo más espiritual de mi ser esas gotas que refrescaban mi alma; solo podían ser….sus oraciones. ¡Que Dios les Bendiga!

Quiero pedir Paz para la gente de Haití, que se lo merece. No se imaginan lo lindos y educados, sus miradas y gestos amables quedaron grabados en nuestro corazón”.

—Susan Herrera, la nueva Directora de Finanzas de HPH ALC para Haití, en una nota escrita el 16 de enero. Herrera, su esposo y sus dos hijos habían salido Costa Rica para vivir en Haití ocho días antes del terremoto.  

Por favor comparta esta dirección y mantenga a Haití en sus pensamientos y oraciones.

Leer esta entrada en español

Compiled by Shelly Whittet

For many here at Habitat for Humanity, the work to support Haiti includes typing furiously at computers or endless conference calls to pound out details of aid to come. For others, silent prayers for Haiti happen while their day-to-day work continues.

Some in the Habitat family have worked tirelessly inside Haiti during the treacherous days after the magnitude-7.0 earthquake. With dust thick in the air and the ground still rumbling with aftershocks, travel into Haiti was an act of real courage and commitment.

The quick action of compassionate, knowledgeable staff willing to do what they are called to has begun to pave the long road to recovery.

 

Stories from Haiti

 “I was in Haiti two days after the earthquake. Shortly after arriving, I was walking through a community of makeshift tents and shelters, doing my best to capture the the magnitude of the disaster and the astounding number of families who had been left with next to nothing.

“While walking by one of the shelters, a woman asked me if I would like a glass of water.

“I saw a lot of things that surprised me on my trip. But I was most surprised by the graciousness of the Haitian community. That’s a story I’m not seeing covered by the news.”

—Steve Little, HFH LAC Public Awareness Director, Wednesday, Jan. 20

“I’m amazed by the resolve of the Haitian people…

“As an example, the national director, Claude Jeudy, has seen his office crumble—quite literally. He was in the building during the quake. His life has been torn apart. Certainly he has friends missing. But he is working so hard, constantly adjusting, rolling with the daily awfulness. The people of Habitat, and more importantly the people of Haiti, are working to rebuild their lives.

“At the camps, we didn’t see so many tears as we did smiles, or at least acceptance. Under every building is someone they know, someone they love. The reminder is everywhere; it’s in the air. But still they go on. Still there are people buying, selling, joking, loving, surviving.”

The ability of the human spirit is overwhelming, wonderful and terrifying.”

—Chris Mattle, HFHI manager of film and photo production, Friday, Jan. 22

“At this point I’d have to say how impressed I am with the staff of Habitat Haiti, all of whom have been affected directly and profoundly by the quake yet still come in ready to work, making plans for the organization’s immediate and long-term response. It’s inspiring.

“In fact, generally the people we’ve encountered seem to be handling their extreme situations and the condition of their city as best they can. This is more remarkable to me than the tensions that have been reported so much in the news.”

—Steffan Hacker, HFHI photographer, Friday, Jan. 22

“Every day stories present themselves from survivors. Our own Habitat staff members in Haiti have been impacted, several of them losing family members, others losing their homes, and many sleeping outside without the basic benefit of tents.

“Despite their own personal hardships, they come, each day, to the office with a renewed sense of urgency, purpose and hope. I see it on their faces, in the morning as they gather in the kitchen for their first cup of coffee. The energy of day begins, and the spirit of camaraderie breathes life throughout Habitat’s new office in Petionville. I see it in their smiles as they welcome new Habitat arrivals from around the world who come to help Haiti recover and rebuild: spirits rising from the dust.”

—Dominique Rattner, HFHI media relations representative, Monday, Jan. 25

There is still immense suffering, with people in desperate need of the basics.

“Distribution of food and water is improving, but many people are still waiting across the city and outlying areas hit hard by the earthquake. Medical supplies are still in dire need. I spoke with two people yesterday who visited three different hospitals, and all of them are working with very few supplies.

I only hope the situation improves quickly. Every minute counts.”

—Dominique Rattner, Tuesday, Jan. 26

“I sense that people may lose interest soon and their attention will move on to other important things…

“…I really hope they’ll keep the people of Haiti in mind. There’s a lot of work to do down here, and there will be for a long time to come. The struggle has only just begun for so many families.”

—Steffan Hacker, Wednesday, Jan. 27

“In between the Haitians’ sung prayers, especially when it got dark and the stars came out in that very dark sky, my prayers and rosaries rose and fell without stopping…

…it was simply a very intense encounter with God, and I felt that every star was a prayer being sent up for us. It was spiritual support, and despite feeling abandoned, I could still feel to the depths, to the most spiritual part of my being, those drops of water that refreshed my soul, which could only be …people’s prayers. May God bless them all!

Above all, I wish Haiti peace because it deserves it. You can’t imagine how lovely and thoughtful these people are. Their friendly expressions and gestures will remain forever engraved in our hearts.”

—Susan Herrera, Habitat for Humanity International’s new finance director for Haiti, in a note written Jan. 16. Herrera, her husband and two children had moved to Haiti from Costa Rica eight days before the earthquake.

Read this post in English

Dominique Rattner inició su carrera de tiempo completo con Hábitat para la Humanidad Internacional de una manera no muy directa: viajó desde su hogar en Alabama hasta Atlanta, después a Washington D.C. y luego a Miami, todo para poder tomar un vuelo disponible hacía República Dominicana, a esto le siguió un viaje en bus y luego en carro hasta llegar a Haití.

Dominique arribó a Puerto Príncipe, la dañada capital del país, hoy hace ocho días,  menos de una semana después del terremoto del 12 de enero, un día que normalmente hubiera sido tranquilo en su oficina del Departamento de Recursos en Atlanta. Debido a su experiencia en comunicaciones y su conocimiento de Haití, Dominique fue “prestada” al Departamento de Comunicaciones y desde su llegada a Puerto Príncipe, ha estado encargándose de los requerimientos de los medios de comunicación, siendo el vocero de Hábitat y organizando entrevistas. Rattner y el fotógrafo de HPHI, Steffan Hacker, con el cual hizo el viaje, tienen planeado su regreso para el final de la semana.

Shelly Whittet, una escritora para HPHI, estuvo intercambiando correspondencia con Rattner para comentar sobre su experiencia.

Q. ¿Puedes contarnos un poco sobre ti y sobre tu experiencia con Hábitat? ¿Y cómo es que sabes hablar Creole?
A.
Me involucre con HPH en el año 2003 mientras trabajaba en Eléctricos Schneider, una de las corporaciones asociadas a Hábitat. En mi puesto de encargada de comunicaciones y luego como directora, estuve a cargo de la asociación de la compañía con HPH.
Yo comencé a vivir en Haití en 1982 cuando mi padre, estando en la Embajada Norteamericana,  fue designado a Puerto Príncipe. Haití fue mi hogar hasta 1992. Habló inglés y puedo comunicarme en un Creole muy básico.

Q. ¿Cuéntanos,  dónde estás viviendo? ¿Cómo consigues agua y comida?
A.
Afortunadamente, fuimos bendecidos con un hotel que ya esperaba nuestra llegada – el Hotel Maximum, no muy lejos del aeropuerto. Yo venía preparada para dormir en el piso o en la calle, así que esto fue una gran sorpresa. También traje conmigo agua para tres o cuatro días y barras de granola. A partir de ayer (viernes, 22 de enero) tiendas pequeñas han comenzado a abrir de nuevo cerca de nuestra oficina de Hábitat en Petion-Ville así que ahora puedo reaprovisionarme con agua, galletas, pan, queso y fruta.

Q. ¿Descríbenos lo que has visto?
A.
La devastación es inmensa.  Desde pequeñas casas de concreto hasta grandes edificios gubernamentales cayeron deshechos al suelo. Muchas casas se han caído deslizadas  desde las colinas que serpentean toda ciudad. Otras aún cuelgan precariamente desde los bordes. Es difícil explicarlo con palabras: hay grandes y pequeñas áreas llenas de carpas, algunas en campos abiertos y otras casi escondidas en pequeños claros; las familias duermen en el exterior bajo carpas improvisadas, los bebes y niños duermen cerca de las carreteras bajo sabanas sujetas apenas por largos palos. Muchos duermen en el exterior porque perdieron su hogar, otros por miedo a las réplicas.

Visité brevemente un hospital en la calle Delmas, un área devastada por el terremoto. Los pacientes estaban acostados afuera, en el piso, el corredor lleno de camas y catres – gente de todas las edades con toda clase de heridas. Esta fue una de las escenas más difíciles de presenciar.

Ahora estamos viendo camiones de reparto de agua y unos pocos camiones de basura. Ayer, los supermercados pequeños, sucursales de bancos y oficinas de transferencia de dinero comenzaron a abrir. Las colas se extienden toda una cuadra – la gente necesita desesperadamente dinero. Señoras del campo están llegando en tropel para vender su producto en las aceras (mangos, papas, clementinas (una variedad de la mandarina), pepinos, cebollas verdes, etc.) y están comenzando a surgir pequeños kioscos que venden desde champú hasta baterías.  Algunas personas están barriendo sus aceras tratando de regresar a un cierto nivel de normalidad en sus vidas. He visto también gente que empieza a limpiar los lotes con escombros así como a terminar de derribar lo que queda de sus hogares. La vida económica en Haití está comenzando a tomar forma de nuevo.

Q. ¿Qué deberían saber aquellos que no están ahí físicamente, desde la perspectiva de alguien que está ahí presente?
A.
Que los haitianos son unas de las personas más valientes, resistentes, amables y pacientes que he conocido en mi vida. Aún enfrentando la tragedia, no pierden la esperanza y la fe. La gente se reúne en los campos a cantar por las noches, en medio de una obscuridad total, cantando juntos como si estuvieran en un escenario, como un coro que levanta los espíritus…esto es algo que nunca olvidaré.

Trasladarse de un lado a otro en Puerto Príncipe en medio del tráfico y los escombros es un reto diario.
 (Foto por Steffan Hacker – HPH Internacional)

“Muchos duermen en el exterior porque perdieron su hogar, otros por miedo a las réplicas.” -Dominique Rattner
(Foto por Steve Little – HPH América Latina / Caribe)

En los campamentos, las familias tratan de volver a la vida normal, o a lo que más se asemeje a esta.
(Foto por Steve Little – HPH América Latina / Caribe)

“Los haitianos son unas de las personas más valientes, resistentes, amables y pacientes que he conocido en mi vida.” -Dominique Rattner
(Foto por Steve Little – HPH América Latina / Caribe)

“El proceso de recuperación será largo y retador por lo que necesitaremos apoyo sostenido.” -Jonathan Reckford, CEO Hábitat para la Humanidad Internacional
(Foto por Steve Little – HPH América LAtina / Caribe)

Por favor sigan orando por la gente de Haiti y por los colaboradores de Habitat para la Humanidad que se encuentran allí haciendo lo mejor posible para ayudar bajo circunstancias cada día más desafiantes.

Dona a los esfuerzos de Hábitat para la Humanidad para la recuperación a largo plazo de Haití

Muchas buenas vibras a voluntaria Cariño Garcia por su excelente trabajo ayudandonos a traducir los artículos en estos días… :)

Del Centro de Investigación de Economía y Sociedad en Barcelona
Boletín CIES, Dic 2009

Editorial por Miguel Vidal

Los comportamientos de los ciudadanos son clave para la construcción de una sociedad fundamentada en la cohesión social, respetuosa con el medio ambiente y fuerza a las organizaciones, públicas y privadas, a incorporar la responsabilidad corporativa en su estrategia de negocio. Los tres artículos que componen el número 75 del boletín electrónico del CIES tienen como elemento vector el actuar del ciudadano desde ángulos muy distintos. La lectura poliédrica de este comportamiento permite entender la gran responsabilidad que este ciudadano asume con las miles de actuaciones diarias que realiza, conscientes o inconscientes. Los comportamientos egoístas y cortoplacistas no facilitan un desarrollo sostenible; por el contrario, la disponibilidad de información en el momento de la toma de decisiones y la generosidad en esta toma de decisiones facilitan la construcción sostenible de una sociedad de bienestar cada día más inclusiva. Leer más

Artículos destacados:

Opinión Actual es un proyecto sin fines de lucro creado por jóvenes visionarios, profesionales, emprendedores y estadistas de diferentes nacionalidades con el fin de promover la inversión extranjera, negocios, relaciones internacionales y proyectos de desarrollo social en sus países de origen, resguardar las instituciones democráticas por excelencia, las libertades civiles y el respeto por los derechos humanos en la región latinoamericana.

Su objetivo es bien llamativo:

“Apoyar a los grupos vulnerables de la sociedad a elevar su nivel de vida de forma sustentable en un corto y mediano plazo, mediante programas, estrategias y actividades que resulten en beneficio directo e indirecto a través de apoyo logístico, profesional y know how a entes No Gubernamentales en cada país sustentado en el  amplio conocimiento de los miembros de Opinion Actual en sus campos. Todo esto en aras de replicar dichas metodologías de proyectos piloto en Latinoamérica.

“Desarrollar una plataforma tecnológica que permita a miles de personas de nuestra región tener acceso a información objetiva de la situación actual de sus países. De esta manera minimizar la disparidad informativa que existe actualmente en Latinoamérica. Difundir, promover, opinar y capacitar a la región mediante un medio masivo  gratuito en temas como: Negocios, Economía, Finanzas, Salud, Educación, Cultura, Ambiente, Derechos Humanos y proyectos de Desarrollo Social.

“Crear líderes que impacten sus países, contagiando e involucrando a sus pares en Latinoamérica basados en la constante búsqueda de DIOS y valores como la integridad,  solidaridad, integración y respeto genuino”.

Leer más

Andres Valenciano Yamuni, de Hábitat para la Humanidad América Latina y el Caribe (HPH LAC) estará contribuyendo regularmente desde el blog, “Este Amanecer…es diferente“. Leer su última redacción, El voluntariado y su impacto social.

English

Con motivo del Día Mundial del Hábitat 2009 celebrado por ONU-Habitat bajo el lema «Planificar nuestro porvenir urbano», la Alianza Internacional de Habitantes, red mundial por el derecho a la vivienda sin fronteras, ha difundido un comunicado muy crítico que lanza las Jornadas Mundiales Cero Desalojos en apoyo a las resistencias y alternativas para las ciudades solidarias, base concreta de un nuevo Pacto Social Urbano.

En el centro, la reivindicación de la suspensión mundial de los desalojos, la financiación de la vivienda y del hábitat en el marco de un «New Deal Verde» para, por lo menos, un millón de personas. Este acuerdo se basa sobre todo en la inversión de una parte importante de la ayuda al desarrollo y en la anulación de la deuda externa, transformada en Fondos Populares para el suelo y la vivienda.

Se trata del efecto concreto de los acuerdos tomados por todas las redes internacionales por el derecho a la vivienda y a la ciudad durante el Foro Social Mundial 2009, nueva etapa del proceso unitario de construcción de la Asamblea Mundial de Habitantes prevista para el 2011.

Leer el artículo completo en el sitio Web de IAI.

Política urbana y de vivienda en tiempo de crisis -
DE LAS BUENAS PRACTICAS A LAS BUENAS POLITICAS
Actores, instrumentos y estrategias
Rumbo al Foro Urbano Mundial 2010

9 al 13 de Noviembre, 2009
Ciudad de Mexico

Como parte de las actividades rumbo al Foro Urbano Mundial  (Rio de Janeiro – Marzo 2010), este evento de cinco días ofrece la oportunidad de intercambios de experiencias de América Latina, diálogos, y aprendizajes sobre prácticas e instrumentos de fomento y apoyo a la producción social de la vivienda, tenencia segura, financiamiento, y el derecho a la ciudad. Sera también un espacio para acuerdos de agenda concertada de incidencia política.

El objetivo es intercambiar análasis y propuestas en torno a la efectividad y limitaciones de los procesos de incidencia en políticas públicas y de implementación de instrumentos en apoyo a la producción social del hábitat y el derecho a la vivienda y a la ciudad.

Está previsto que participen en estas actividades representantes de organizaciones sociales y civiles, académicos y funcionarios de gobierno de varios países de la región para debatir en torno.

El programa propuesto para toda la semana incluye:

  • 9 de noviembre:  Encuentro de actores (organizaciones civiles, movimientos sociales, redes, plataformas, universidades): Prácticas de PSH como concreción de derechos y procesos de incidencia en políticas públicas. Consolidando una agenda y plan de acción compartidos (2010-2012).
  • 10 de noviembre: Seminario interactoral (funcionarios públicos y representantes de instancias y organizaciones de la sociedad civil de México y otros países de la región): Instrumentos de fomento y apoyo a la PSH, el derecho a la vivienda (seguridad de tenencia, financiamiento) y el derecho a la ciudad (gestión democrática del territorio, función social de la propiedad), y su vinculación con circuitos y procesos de economía social y solidaria.
  • 11 de noviembre: Intercambio de organizaciones sociales respecto al análisis de la situación de vivienda y experiencias de producción social del hábitat en distintos Estados de la República Mexicana.
  • 12-13 de noviembre: Visitas de campo a experiencias de la Ciudad de México y alrededores.

Es para nosotros fundamental contar con la participación de su organización. Por ello, pedimos que contactan a más tardar el próximo 16 DE OCTUBRE la FICHA DE PRE-INSCRIPCIÓN a la persona que la representará a: mrivera@habitatmexico.org, majas60@gmail.com

Este evento tiene una cuota de recuperación para materiales de US$20 o 250.00 pesos en moneda nacional.

Participantes: Hábitat para la Humanidad, HIC, COHRE, FNRU, SCC, otras redes nacionales y regionales, y con el apoyo de Organismos Públicos de Mexico.

English

De octubre a diciembre, este anuncio de Servicio Público de Hábitat para la Humanidad en América Latina y el Caribe, “Haz de tu mundo un hogar”, está saliendo en los canales SONY, FOX Lationamérica, CANAL SUR y CNN en Español. Si lo has visto… ¡deja tu comentario aquí!

“No voy a esperar a que otro cambie el problema
de la vivienda inadecuada en el mundo.
Yo tengo el poder de cambiarlo hoy.

Sin importar si soy un estudiante,
una empresaria, un presidente, una voluntaria,
nunca seré víctima de la apatía.

Exigiré una vivienda adecuada para todos.
Seré un miembro activo en mi comunidad
y la construiré con mis propias manos.

Defenderé, dignificaré…
y me aliaré para hacer urgente
el tema de la vivienda adecuada.

Yo haré del mundo un hogar”

English

Para el año 2030, otros 3 millones de personas, alrededor del 40 por ciento de la población mundial, necesitarán acceso a la vivienda. Esto se traduce en una demanda de 96.150 nuevas unidades asequibles cada día y 4.000 cada hora.

Uno de cada tres habitantes de la ciudad – cerca de mil millones de personas – vive en un barrio marginal. Los indicadores de un asentamiento precario incluyen: la falta de agua, la falta de saneamiento, el hacinamiento, las estructuras no duraderas y la tenencia insegura.

Debido a las condiciones de pobreza, las mujeres que viven en barrios marginales tienen más probabilidades de contraer el VIH / SIDA que sus contrapartes rurales y los niños en barrios marginales, tienen más probabilidades de morir a causa de enfermedades transmitidas por el agua y enfermedades respiratorias.

La formación de la vivienda genera gastos no relacionados con la vivienda que ayudan a la economía.

Invertir en vivienda amplía la base tributaria local. Cada año se requieren 35,1 millones de nuevas viviendas para albergar el crecimiento de la población urbana, del presente al 2030. Esto no incluye la sustitución de las poblaciones de viviendas deterioradas y deficientes.

En el 2007, la población urbana del mundo superó por primera vez a las zonas rurales.

Casi 180.000 personas se suman cada día a la población urbana.

El 95 por ciento del crecimiento de la población mundial en las próximas décadas se producirá en las zonas urbanas de los países en desarrollo.

La gente que sufren de pobreza están urbanizando más rápido que la población en su totalidad, reflejando un ritmo de reducción de la pobreza urbana inferior al promedio.

Las viviendas inadecuadas, el agua insalubre y la falta de saneamiento en ciudades densamente pobladas son las responsables de 10 millones de muertes al año en todo el mundo.

Latinoamérica es la región más urbanizada del mundo, con un 75 por ciento de sus habitantes viviendo en ciudades. De acuerdo con las Naciones Unidas el 27 por ciento de estos residentes urbanos, más de 117 millones de personas, viven en condiciones inadecuadas, sin servicios básicos necesarios y en condiciones de vulnerabilidad.

La sensibilización y la defensa de la causa son los primeros pasos hacia la transformación de los sistemas que perpetúan la plaga mundial de la vivienda inadecuada. El Día Mundial del Hábitat sirve como un importante recordatorio de que todo el mundo debe unirse para garantizar que todos tengan un lugar seguro y decente llamado hogar. Este octubre, por favor levanta la voz y promueve la causa de una vivienda adecuada para todos.

KeniaNairobi, Kenia
Con un estimado población With an estimated population of more than one million people, Kibera is the largest slum in all of Africa.
© Habitat for Humanity/Steffan Hacker

VietnamMy Tho, Vietnam
Viviendas hacinadas en la orilla del Río Mekong.
© Hábitat para la Humanidad /Ezra Millstein

ArmeniaArmavir, Armenia
Ellada Manasyan y sus tres hijos viven en este edificio desmoronado y abandonado de la era soviético.
© Hábitat para la Humanidad /Ezra Millstein

El SalvadorSan Salvador, El Salvador
Un niño juege frente a la casa de su familia en el asentamiento informal Las Victorias, en la orilla de San Salvador.
© Hábitat para la Humanidad /Ezra Millstein

BrasilGoiania, Brasil
Favela dos Trilhos.
© Hábitat para la Humanidad /Ezra Millstein

Fuente de las estadisticas: ONU-Habitat, Kissick et al 2006

¿Tienes un blog?  Por qué no escribes sobre el Día Mundial del Hábitat y el derecho a una vivienda adecuada para todos?

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 109 seguidores